sábado, 31 de mayo de 2014

Memorias de un librero

Personas que piden el autógrafo de William Shakespeare o autores que irrumpen en las librerías preguntando por sus propios títulos, trabajar en una de ellas es todo menos aburrido y ofrece un panorama de cómo leen los mexicanos. En conmemoración Del 23 de abril, Día Internacional del Libro, un librero se confiesa.




Una crónica mía del trabajo en la librería más bonita de la Ciudad de México.

Clik aquí para leerla en Playboy

No hay comentarios:

Publicar un comentario