martes, 10 de junio de 2014

Un deporte de caballeros/Crónicas a contragolpe de Luis Miguel Estrada

En estos días en que la gente desea evitar el dolor lo más posible el box podría parecer una salvajada, un acto propio de personas poco racionales. Incluso para otros podría parecer el abuso de cierta clase social sobre otra. Pero todas apreciaciones son hechas desde fuera, sin entender la realidad sobre la llamada dulce ciencia del boxeo.
            Desde hace algún tiempo la revista Esquina comandada por Rodrigo Castillo y Mauricio Salvador, se ha dedicado a documentar la belleza de este arte; escribiendo sobre peleas célebres, sobre grandes campeones de antaño y dando el libra por libra. Ahora han decidido ir más allá y comenzaron a publicar libros que son una belleza. El diseño que conocíamos en la revista aunado a un juego de portadas dobles, un tamaño verdaderamente de bolsillo hacen de estos libros una pieza de colección.
            El título inaugural de esta colección es “Crónicas a contra golpe”, de la autoría de Luis Miguel Estrada, quien es escritor, pero sobre todo, un apasionado cronista de box. Estrada se da a la tarea de hacer un repaso por grandes peleas que han movido el encordado a partir del regreso del box a la televisión. Una de ellas, la épica Paquiao vs Márquez, al devastadora Salido vs García o por decir una más, Chávez Jr. vs “Maravilla”.
Estrada no se queda simplemente con la descripción del combate, en buscar los sinónimos suficientes para hacer fluida la descripción de piñazos, en anotar las doctas  estadísticas, sino que se las ingenia para producirnos esa sensación de estar ahí, no de leer algo que ya pasó, sino para inyectarnos la emotividad del evento. Estrada se remonta a la vida previa de cada luchador, nos hace un delineado de personajes tan certero que uno puede sentir que conoce a los dos que se enfrentarán sobre el ring. 

Así, las peleas de cada sábado se convierten en verdaderas batallas épicas donde no solo se juega un título o un asalto, sino que está en juego el honor, el prestigio o, en casos extremos, la existencia. Lo cual demuestra que el box va más allá de una pelea callejera para eliminar al otro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario