lunes, 4 de febrero de 2013

Paria Z



Esta segunda oleada de zombis, ya en franca picada, ha tenido la característica de ser multiplataforma. En la primera oleada, el cine había sido el principal promotor de los no-muertos y para muestra el aluvión de películas italianas que explotaron el subgénero. Ahora el concepto se ha ampliado con tal de satisfacer el hambre zombi del público, así que tenemos cintas como “28 Días Después”, comics como “The Last Zombie”, juegos de video como “Resident Evil” e infinidad de novelas.        
Muchos de los productos aparecidos con esta moda han pecado de vacuos y desechables. Novelas hechas al vapor y publicadas con premura para evitar que la moda   se fuera y acabaran embodegando miles de libros. Uno de esos garbanzos de a libra es “Paria Z”, escrita por Bob Fingerman quién nos entrega una historia alejada del gore fácil y de la lógica de videojuego que tanto han explotado. La historia se desarrolla en un bloque de departamentos en la parte más exclusiva de Manhattan, el Upper east side. Ahí un grupo variopinto de sobrevivientes (un negro pobre, un par de ancianos judíos, entre otros) esperan a que los muertos vivientes comiencen a desfallecer, cosa que no parece muy probable. Desesperados por la monotonía, la falta de esperanza y el hambre que los tiene ya en los huesos, comienzan a tener constantes problemas que hacen la convivencia cada vez más difícil. El fantasma de la inanición se hace presente hasta que de la nada aparece una adolescente que tiene la particularidad de ser repelida por los zombis.
            La paria entre esos monstruos da un giro a la vida del grupo. En algunos catapultará deseos carnales inesperados, en otros miedos religiosos, antipatía o franca confusión, sin embargo están atados a ella por conveniencia. Pronto el grupo comenzará a conspirar contra ella.
Fingerman es un veterano creador de comics alternativos que publica con regularidad en la señera editorial Fantagraphics de Seattle. No es su primera incursión literaria, “Bottomfeeder” fue una novela de vampiros salpicada de su humor caustico, de su crítica a la clase media y alta norteamericana. Dosis que con gusto repite también en “Paria Z”. Lo mismo cuestiona la liturgia judía merced un personaje que reniega del Talmud, que a través de un adolescente calenturiento que acaba por no entender nada de la Biblia. Ponen en duda la masculinidad de un macho de origen italiano, que en sus buenos tiempos fue una estrella del hockey, y hace dudar de su maternidad a una mujer liberada.
Fingerman sabe crear personajes tridimensionales y creíbles además de narrar una historia que atrapa y avanza por sus poco más de trescientas páginas cosa que, desgraciadamente, no pasa muy seguido en una novela de terror.

2 comentarios:

  1. Al fenómeno Zombie se le ha dado tantos tratamientos como autores. ¿En dónde puedo conseguir este libro?
    Una excelente reseña como de costumbre mi estimado Iván.

    ResponderEliminar
  2. En el Péndulo mie stimado. http://pendulo.com/product_details.php?category_id=0&search_string=paria+z&item_id=96248&libertad=amor#bannerPendulo

    ResponderEliminar