lunes, 18 de febrero de 2013

Telerealidad


¿Lo que pasa en la pantalla es real? ¿Lo que pasa en la vida es real? Se acaba uno preguntado mientras leemos Punto cero, novela de Pepe Rojo. En ella cuatro personajes, con sus vidas entrelazadas, comienzan a sufrir experiencias límite que los llevarán a un final, que como mínimo, le podríamos llamar aterrador.
            En la historia Ray, trama principal del libro, nos encontramos a un recién mudado muchacho que se entera en el noticiero que ha sido secuestrado por un comando. Las imágenes en la televisión son claras y no pueden ser negadas: la realidad de la pantalla es irrefutable. El único problema es que el secuestrado está viéndolas en “plena libertad”. Ahí comienza un largo peregrinar, en el que se da cuenta que lo ocurre en los medios le afecta sobremanera a él y a sus amigos.
            La novela juega con varios géneros empezando con la narrativa cut and past inaugurada por William Burroughs, el terror, el relato psicológico y la ciencia ficción dura a la manera de Philip K. Dick. El espíritu de este autor se respira en muchas páginas, pero también el de los situacionistas seguidos por Lacan y Žižek.
            Sin ser un pastiche teórico, Rojo echa mano de preceptos filosóficos sobre la realidad. De Lacan retoma la clásica fórmula "el deseo es ilusión" y origen de sufrimiento, y la ilusión es percepción de no-realidad. Con esto en mente la realidad de los personajes se ve intervenida por sus deseos y esto les produce angustia y miedo.
            Pero no pensemos que la novela es pesada, por el contrario, Rojo recrea imágenes que no se nos olvidarán: camas repletas de tentáculos nudosos, una jauría de incontrolables perros atacando a una hermosa modelo, una muñeca inflable que está dispuesta a matar con tal de tener a su pareja junto a ella y comerciales de televisión que cobran vida.
            Poco a poco los cuatro personajes de Punto Cero comenzarán a enfrentarse a sus deseos más profundos, o perder su identidad o simplemente comenzar a tener otra vida. Punto Cero es una novela que soporta la lectura sencilla de principio a fin, disfrutando una historia llena de giros y posteriores relecturas para adentrarse en lo que el ojo no ve y la realidad no muestra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario