domingo, 9 de septiembre de 2012

Reseña de Entropía del 2004 por Margarita Valencia


domingo, mayo 23, 2004

ENTROPÍA-IVAN FARIAS

Lo social átono es la replica exacta del Yo indiferente, con la voluntad débil, nuevo zombi atravesado de mensajes.
G. Lipovetsky


Este libro habla de lo cotidiano y decir lo cotidiano resulta tan usado, sin embargo de allí se desprende el horror. El horror esta en la aceptación sumisa de lo cotidiano-circular-real. El tedio. Manifestar (constatar una vez mas) que seguimos siendo estos entes simples que se ponen mascaras, se visten, se enfrentan, sufren, se desesperan y siguen corriendo en las mismas direcciones y teniendo las mismas ansiedades, obsesiones, deseos, temores: El amor, el sexo, la traición, el hastío, (que cicatriza la cara de todo el texto) la incomunicación, la mujer como un objeto ausente –a pesar de aparecer en todo momento-, que esta sin estar, como un ente inexplorable, visto de lejos. Asemejándose a un mito o un personaje contado por la tradición oral, patriarcal y milenaria. Una mujer que es la proyección de un hombre. Una mujer que es un eje vacío. Una pantalla para dar paso a lo Otro (lo masculino). Una mujer que no existe, que es de cartón, disfrazada de Femme Fatale o de otro estereotipo, una mujer que al ser leída por una mujer real, ésta se da cuenta de que es la encarnación de una distancia entre un hombre y un ente que él le parece indescifrable. El miedo, el no llegar a aproximarse, el sucumbir ante la entropía que es neutralización, que es el final no planeado, el final de tajo y sin gloria, la nulificación.

Todo esto como producto de la Literatura Instantánea, esa que deja en el paladar la sensación de vencimiento, de ruina, de no impugnación. Personajes nacidos de la era de la producción en serie y el hipervínculo. Neo-arquetipos literarios, donde no hay metáforas feroces, ni preguntas fundamentales acerca del SER Y DEL ESTAR. Sin embargo llenos de obsesiones que tienen como centro el hastío y que alguna manera nos hablan del individualismo y la sociedad enajenada. Donde hemos extraviado la posibilidad de ser presas de una tensión o un espasmo. Vivir de manera insustancial.


HIPERVÍNCULO -1

...nuevo zombi atravesado de mensajes.

¿Por qué un Hipervínculo?

El hipervínculo, aparece como una mofa, critica a la idea de “la práctica de una escritura creativa” que integra o busca integrar nuevos recursos y tecnologías (neo-teologías) para escribir o estructurar el texto. Evidencia así, el ansia de innovar, de integrar elementos sin razón, yuxtaposición arbitraria de la que tanto se jactan los escritores posmodernos-híbridos-transfronterizos y que da como resultado una formula para elevar al texto a un nivel “experimental” y “trasgresor”, ambos conceptos ya desgastados no sólo en nuestros días, sino desde finales del siglo XIX y principios del XX, pues recordemos que en ese entonces ya Mallarmé había escrito “El Libro” (Le livre) donde aparece por primera vez la idea y la estructura del hipertexto y del hipervínculo; sin olvidarnos tampoco de los cadáveres exquisitos hechos por los surrealistas y los libros móviles de la segunda vanguardia.

Así el hipervínculo en este texto busca evidenciar las formulas escriturales de lo posmoderno, al mismo tiempo que mostrar la falta de objetivo en su utilización y sobreexplotación. En suma, busca tapar la boca y abrir lo ojos de aquellos que piensan que con la utilización del hipervínculo (o la integración de las estructuras tecnologías al texto) están descubriendo el hilo negro.

Por todo lo ya mencionado, en todo este libro hay un vórtice y en él se asoma la palabra ANIQUILACIÓN.


Todo el lenguaje se hunde. Aun así hay un después.

-Margarita Valencia Triana. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario