jueves, 26 de septiembre de 2013

Los hijos de Alucarda

Juan López Moctezuma, director de cine, locutor, actor, periodista, un tipo que tuvo al mundo en sus manos, que se codeaba con el Papa pese a ser abiertamente anticlerical; un caballero que tenía amplios conocimientos sobre jazz y que un día acabó recluido en un psiquiátrico para morir un 2 de agosto de 1995 con una película inacabada, de la cual poco se sabe. Sólo un selecto grupo de personas han podido ver un último corte que  su autor no alcanzó a realizar. Una cinta sobre canibalismo y miedo.
            La historia de este director maldito, conocido e idolatrado por dos de sus películas, “Alucarda” y “La mansión de la locura”, no deja de darnos sorpresas. Fue hace ya diez años que el crítico de cine Mauricio Matamoros publicó en La Crónica de hoy una reseña de la –en ese entonces– nueva edición norteamericana de “Alucarda”. Esa reseña fue el punto de contacto para que los dos herederos de Moctezuma contactaran con el crítico y posteriormente con el director Ulises Guzmán, quien estaba en la posproducción de un documental sobre Juan López.
            El mundo dio un vuelco. De improviso, y como bien apunta Mauricio Matamoros, se encontró el tesoro de Moctezuma. Ulises Guzmán se entera que esta peculiar pareja sacó al creador de “La Mansión de la locura” del psiquiátrico en el que estaba recluido y que lo hicieron regresar del estado catatónico en el que estaba proyectándole sus películas. Y no sólo eso, sino que tenían en su poder cientos de materiales pertenecientes al trágico director, que él mismo les había obsequiado ya que acabó siendo su amigo.
            Esto es apenas la punta del iceberg que cuenta el documental “Alucardos, retrato de un vampiro”, una película que va narrando al mismo tiempo la vida de uno de los directores más controvertidos de México y la extraña relación de dos fans a muerte con “Alucarda”. La cinta nos va contrapuntenado una sexualidad poco antes explotada en el terror: la transexualdiad, ya que todos lso personajes tiene en sí mismos esta dualidad. Incluso el propio Moctezuma es protegido y perseguido por un fantasma llamado Francisca.
            “Alucardos…”  ha tenido un éxito inusitado en todos los festivales de género en los que se ha presentado, desde el prestigioso Sitges en España hasta el Macabro, acá en la Ciudad de México. Una pieza infaltable en la colección de todo fan de cine de terror que se precie de serlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario